30 de janeiro de 2012

30 de Xaneiro, Día mundial da PAZ


"Lo grito aquí: ¡Paz! Y lo grito
llenas de llanto las mejillas.
¡Paz, de pie! ¡Paz! ¡Paz, de rodillas!
¡Paz hasta el fin del infinito!
No otra palabra, no otro acento
ni otro temblor entre las manos.
¡Paz solamente! ¡Paz, hermano!
Amor y paz como sustento."

Rafael Alberti


  Día da Paz 2012 on PhotoPeach

23 de janeiro de 2012

Liñas de fuga

Os libros que se tratarán no club de lectura Liñas de fuga o próximo día 15 de febreiro están xa á vosa disposición na biblioteca.
Un corazón simple, de Gustave Flaubert e

Bola
de sebo, de Guy de
Maupassant

Para o club de lectura do primeiro ciclo, o recomendado é Cando Hitler robou o coello rosa, de Judith Kerr.

16 de janeiro de 2012

" Era un gran amador de Galicia"

Con estas verbas referíase o escritor Xosé Neira Vilas ao seu amigo Isaac Díaz Pardo.
Considerado un dos maiores intelectuais de Galicia, morreu ós 91 anos despóis dunha vida adicada ó estudo.

Pintor, ceramista, diseñador e editor, fundó con otros socios a fábrica de cerámica do Castro.
Como escritor de ensayo y crítica, destacan Xente do meu Rueiro, O ángulo de pedra, , El Marqués de Sargadelos, Castelao, etc, además de una gran cantidad de artículos en periódicos.


9 de janeiro de 2012

Poemas para o novo ano

Queremos que empeces o ano lendo poesía, escoitando poesía, facendo poesía; e nada mellor que ter presentes ós que foron mestres da palabra.

Cuando éramos Niños, Mario Benedetti

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía.

Luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque era un océano
la muerte solamente
una palabra.

Ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en los cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros.

Ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra.

Ana Romaní

E soño fontes de palabras como auga

que abrollen precisas

cando regresas co teu cántaro

ao meu cuarto.


Ángel Valente

La adolescente

Ya baja mucha luz por tus orillas,
nadie recuerda la invasión del frío.

Ya los sueños no bastan para darle
razón de ser a todos los suspiros.

Tú cantas por el aire.

Ya se ponen de verde los vestidos.
Ya nadie sabe nada.
Nadie sabe
ni cómo ni por qué ni cuándo ha sido.